Según muchos estudios, las causas fundamentales de ruptura entre las parejas son, entre otras:

Falta de Comunicación, Aburrimiento en el dormitorio La Infidelidad y el engaño.

Es verdad que una infidelidad se puede perdonar, pero difícilmente se puede olvidar y normalmente deja marcada la relación de pareja de por vida.

Si a lo largo de la larga vida de una pareja, es casi imposible evitar la infidelidad en alguna de las etapas y por consiguiente tener que soportar el remordimiento, el sentimiento de engaño o en caso de ser “pillados” las consecuencias fatales que esto conlleva, muchas parejas (cada vez mas) se plantean el estilo de vida swinger como una solución definitiva.

Ser swinger, supone una forma de “engaño” sin trampas, en igualdad.  Si los dos mantienen relaciones sexuales con otras personas, pero es con el consentimiento mutuo y estando juntos, no se produce ningún engaño  ya que hay un consentimiento mutuo.

Muchas veces, esta forma de vida soluciona de forma automática las tres causas principales que anteriormente hemos enumerado. No puede haber falta de comunicación, ya que en sí, el haberlo hablado genera una comunicación real entre la pareja.  El aburrimiento en el dormitorio también se soluciona, ya que muchas veces se produce el “efecto moviola” recordando las experiencias vividas de forma conjunta, y finalmente ya no hay engaño, pues se ha realizado de forma conjunta, abierta y consentida.

Además, de esta manera se evita lo que muchas veces provoca la infidelidad, que es el mantener una ilusión por la otra persona y en definitiva manteniendo relaciones ocultas o lo que comunmente se denomina “amantes”.

Con el estilo de vida swinger, no es necesario buscar amantes, solo personas con las que mantener relaciones sexuales momentáneas y circunstanciales, volviendo la pareja a casa unidos con experiencias que comentar. Además las posibilidades son infinitas y las fantasías a realizar son múltiples, haciendo que la pareja nunca llegue a aburrirse.

Si bien es verdad, hay que tener una gran dosis de generosidad del uno al otro, y esta debe ser por igual de manera que los dos se sientan libres y puedan realizar sus actos de manera equilibrada.

¿Estáis de acuerdo con estas afirmaciones?. Por favor dejarnos vuestros comentarios.

Recibe nuestras fiestas y comunicaciones

Conoce todas las novedades del mundo SW

Tu suscripción se ha realizado